Los orígenes de esta pedanía almenarense se remontan al siglo II a de C., tal y como lo demuestran los dos asentamientos celtíberos de los parajes conocidos como de El Puntal y Quiñónez.

Los hallazgos arqueológicos son de tipo lítico de sílex, trabajados con técnica de lascas, así como láminas y monedas relacionadas con Uxama y Numancia.

La arquitectura religiosa  viene dada por la iglesia de San Martín, románica del siglo XII. Es de una única nave única. Así mismo, la ermita de la Virgen del Perpetuo Socorro, con ábside ricamente decorado se suma a la relación de las edificaciones religiosas.

Por otro lado, se halla el castillo conocido como Castillo de los moros, que con toda probabilidad tuvo en su origen un torreón defensivo. El castillo se sitúa en un pequeño cerro, por lo que se supone la existencia de una muralla circundante. La estructura de la fortificación es irregular, de fábrica de mampostería con añadidos de épocas sucesivas, si bien  se aprecia su estructura  arcaica. Conserva dos torres en las esquinas en la zona sur de diferente factura.

No muy lejos se encuentra el despoblado de Andaba donde aún se aprecian restos de una torre y su aljibe.

Por último, caben destacar los parajes del Frente del Fraile, Cañada de La Soledad, El Calvario, La Medrana y Corral de La Atalaya.

   En cuanto a personajes ilustres, Peroniel fue la cuna del Cautivo, Manuel Martínez.

Posee frontón.



Las fiestas patronales se celebran en honor a la Virgen del Perpetuo Socorro, en agosto, y el Sábado Santo.


Comparte esta Página